STATEMENT
STATEMENT

Una emoción es atemporal; 

va a lo más profundo de nosotros mismos, 

y cuando la digerimos, 

cuando pasa el tiempo, 

sus residuos siguen estando ahí,

solapados a nuestras entrañas, 

formándonos y manteniéndonos erguidos, 

deformándonos y reinventándonos. 

Y de repente, ahí está, 

esa canción, imagen u olor, 

como un interruptor 

que nos teletransporta 

a lo más profundo de lo ya vivido.

 

An emotion is timeless; 

it goes into the deepest of ourselves, 

and when we digest it,

when time goes,

its residues are still there, 

overlapping at our entrails, 

forming and keeping us erect, 

deforming and reinventing us. 

And suddenly, there it is, 

that song, image or smell, 

like a switch 

teleporting us 

to the depths of we have already lived.


contenidos © Taysa Jorgesite by Bluekea